Abogados de daños personales en Texas

En Inglés Estamos aquí para responder a su llamada 24/7​ 877.905.4413
We're Here to Take Your Call 24/7 877.905.4413

¿Qué son los daños emocionales en casos de daños personales en Texas?

/

"¡Tendrás que hablar con mi abogado!" Muchas veces escuchamos esta frase en series de televisión y estos dramas nos hacen creer que alguien puede demandar por cualquier motivo. Hasta cierto punto, es cierto que la gente puede demandar en muchas situaciones diferentes, pero no significa que su caso vaya a ser exitoso. No obstante, cuando se trata de daños emocionales en casos de daños personales, hay que tener en cuenta que una demanda exitosa no solo es posible, ¡sino que puede resultar en una recuperación sustancial!

Los dos tipos de daños emocionales

Bajo las leyes de Texas, existen dos tipos generales de daños emocionales. Por un lado, está la imposición intencional de estrés emocional. En estos casos, el demandante busca recibir una indemnización por el trauma emocional que el acusado le ha ocasionado intencionalmente.

En los siguientes casos, se pueden conseguir resultados exitosos alegando imposición intencional de estrés emocional:

  • Abuso físico
  • Abuso sexual
  • Amenazas de muerte
  • Difamación
  • Acoso

A pesar de que la imposición intencional de estrés emocional es difícil de demostrar en casos en los que el demandante no está físicamente herido, conseguir una indemnización en este tipo de casos es posible. No obstante, los casos de imposición deliberada de daños emocionales son poco comunes, ya que las situaciones que pueden ser consideradas "intencionales" son pocas y aisladas.

Por otro lado, en el abanico de los daños emocionales, existe la imposición negligente de daños emocionales. En estos casos, se discute si las acciones negligentes del acusado causaron al demandante los daños emocionales que afectaron gravemente a su vida. Una acción negligente es aquella que el tribunal considera que está fuera de los peligros ordinarios e inherentes.

En los siguientes casos, se pueden conseguir resultados exitosos alegando imposición negligente de estrés emocional:

  • Accidentes de auto
  • Accidentes por resbalón y caída
  • Negligencia médica
  • Explosiones.

Como puede ver, existen muchos escenarios en los que se puede conseguir una indemnización por imposición de daños emocionales (intencionales o no). Sin embargo, no solo el escenario afecta a la capacidad de alguien para recibir la indemnización, sino el impacto que tenga en el demandante.

Qué papel juegan los daños físicos

A pesar de que se supone que en los casos relacionados con estrés emocional el demandante sufrió daños mentales, es más probable que obtenga una indemnización si también sufrió lesiones físicas. Por ejemplo, si alguien sufre un trastorno de estrés post traumático (PTSD) tras un accidente de auto, puede que él o ella reciba una indemnización por la angustia mental, incluso si no tiene lesiones físicas. Sin embargo, si alguien sufre PTSD tras un accidente de auto y además sufre una contusión en la frente que queda bien documentada, él o ella tendrá muchas más posibilidades de recibir una indemnización que la persona sin lesiones físicas.

La razón por la que los daños físicos juegan un papel tan importante a la hora de recibir una indemnización en un caso de estrés emocional, es que el juez o jurado que decide el resultado del caso es una entidad subjetiva. Algunas personas dudan de la existencia del trauma mental, especialmente si no va acompañado de lesiones físicas. Sin embargo, cuando las personas muestran fotos o videos de alguien con lesiones físicas, es más probable que crean que la víctima sufre también trauma emocional. Dicho esto, aunque sabemos que el trauma emocional puede ser igual de severo, o más, que las lesiones físicas, no todo el mundo lo ve de esta manera y, al fin y al cabo, la interpretación de los hechos es lo que importa en los tribunales.

Dos tipos de compensación

Cuando alguien está tratando de recibir una compensación a través de una demanda por estrés emocional en Texas, se tienen en cuenta dos tipos de daños: económicos y no económicos.

Los daños económicos son aquellos que son cuantificables objetivamente debido a su claro impacto económico en el demandante. Por ejemplo, cuando alguien ha sufrido PTSD en un accidente de auto. Cuando esa persona esté lista emocionalmente para solicitar una compensación por el accidente, puede que tenga que visitar a un terapeuta. Como la terapia cuesta dinero y forma parte de la recuperación del incidente, él o ella puede ser compensado por parte del seguro del acusado para cubrir el coste de sus sesiones de terapia.

Los daños económicos también pueden presentarse en forma de salarios perdidos. Si alguien sufre PTSD tras un accidente de auto y no puede manejar al trabajo por el agudo miedo a manejar que sufre a causa de su PTSD, esta persona puede perder gran parte de sus ingresos por culpa del trauma emocional. En este escenario, si el caso de imposición negligente de trauma emocional es exitoso, el seguro del acusado pagará por los salarios perdidos del demandante debido a su miedo de manejar.

El otro tipo de compensación es por daños no económicos, es decir, aquellos relacionados con el dolor, sufrimiento y estrés emocional del demandante como resultado del accidente en cuestión. Ya que estos daños son menos concretos que los económicos, Texas ha limitado la cantidad de dinero que el demandante puede recuperar si el caso es exitoso. No obstante, este límite depende totalmente de las circunstancias específicas del caso. Si la imposición de trauma emocional fue intencionada, es posible que el límite de la indemnización económica sea más alta que si fue producto de una negligencia.

Cómo presentar un caso de estrés emocional

Presentar un caso de estrés emocional es un proceso complicado y, por ello, no todo el mundo debería poner una demanda de este tipo. Afortunadamente, ¡Stern Law Group puede ayudarle a determinar si su caso merece la pena! Con más de 150 años de experiencia legal combinada, nuestro equipo ha batallado en todo tipo de escenarios de daños personales, lo que significa que podemos ayudarle a decidir si merece la pena perseguir su caso.

Llame ahora al (877) 905-4413 para programar una consulta gratis con uno de nuestros experimentados abogados.

Nuestro equipo está listo para escuchar

Para hablar con un miembro de nuestro equipo sobre su caso de lesiones, llame al (877) 905-4413, o rellene el siguiente formulario.

  • Por favor, escriba su nombre.
  • Esta no es una dirección de correo electrónico válida.
    Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico.
  • Este no es un número de teléfono válido.
    Por favor, introduzca su número de teléfono.
  • Por favor ingrese un mensaje.
  • Please select an option.